Depresión económica

La depresión económica es la fase posterior a la recesión económica. Suele traer una disminución importante del PIB, quiebra de empresas y bancos, tasas de desempleo altas y la congelación del crédito en la economía. Además, las depresiones económicas van acompañadas por hundimientos en las bolsas, que provocan pérdidas de valor alarmantes y el pánico […]

La depresión económica es la fase posterior a la recesión económica. Suele traer una disminución importante del PIB, quiebra de empresas y bancos, tasas de desempleo altas y la congelación del crédito en la economía. Además, las depresiones económicas van acompañadas por hundimientos en las bolsas, que provocan pérdidas de valor alarmantes y el pánico entre los inversores.
Las consecuencias y características de una depresión son similares a las de una recesión pero de mayor magnitud. Tanto en tiempo, como en decrecimiento económico. Así pues, como en las recesiones los precios suelen bajar, en las depresiones es común que se den situaciones de hiperinflación o de deflación. No obstante, todo sea dicho, también puede existir inflación. Este estado de inflación y depresión se conoce como estanflación.

Últimas noticias

¿Cómo ser tu propio jefe?

Esta es una de las frases más trilladas últimamente. La promesa de que hay que emprender para “ser su propio jefe”, para “no trabajar para los demás” para “no vivir el sueño de los otros”.

¿Cómo generar ingresos distintos al salario?

Este tema es, en nuestra opinión, el concepto más importante en finanzas personales: hay que tener VARIAS fuentes de ingresos. Sin duda es un común denominador de los grandes empresarios e inversionistas del mundo.

No caigas en plataformas de trading engañosas

Muchas veces nos han preguntado cómo hacer para invertir en los mercados financieros y a través de qué plataformas.

La deuda es buenísima

Muchas veces creemos que todo tipo de deudas, pueden ser contraproducentes en nuestras finanzas. Por el contrario, acá queremos entregarte algunas razones para que empiezas a adquirir deuda pero de las buenas.