Subasta Holandesa

La subasta holandesa es una estructura de subasta de oferta pública en la que el precio de la oferta se establece después de tomar todas las ofertas y determinar el precio más alto al que se puede vender la oferta total. En este tipo de subasta, los pujadores hacen una oferta por la cantidad que […]

La subasta holandesa es una estructura de subasta de oferta pública en la que el precio de la oferta se establece después de tomar todas las ofertas y determinar el precio más alto al que se puede vender la oferta total. En este tipo de subasta, los pujadores hacen una oferta por la cantidad que están dispuestos a comprar en términos de cantidad y precio.

Es, por tanto, un tipo de subasta en la que el precio de un artículo se reduce hasta que se obtiene una oferta. La primera oferta hecha es la oferta ganadora y resulta en una venta, asumiendo que el precio está por encima del precio de reserva. Esto contrasta con las opciones típicas, en las que el precio aumenta cuando los licitadores compiten. La subasta holandesa es especialmente útil para vender cantidades muy grandes de un bien, por ejemplo materias primas, bonos o acciones, situación en la que es muy dificil que un único pujador desee comprar toda la cantidad ofertada.

Últimas noticias

¿Cómo ser tu propio jefe?

Esta es una de las frases más trilladas últimamente. La promesa de que hay que emprender para “ser su propio jefe”, para “no trabajar para los demás” para “no vivir el sueño de los otros”.

¿Cómo generar ingresos distintos al salario?

Este tema es, en nuestra opinión, el concepto más importante en finanzas personales: hay que tener VARIAS fuentes de ingresos. Sin duda es un común denominador de los grandes empresarios e inversionistas del mundo.

No caigas en plataformas de trading engañosas

Muchas veces nos han preguntado cómo hacer para invertir en los mercados financieros y a través de qué plataformas.

La deuda es buenísima

Muchas veces creemos que todo tipo de deudas, pueden ser contraproducentes en nuestras finanzas. Por el contrario, acá queremos entregarte algunas razones para que empiezas a adquirir deuda pero de las buenas.